Vehículos guiados automáticamente

Datos técnicos:Prioridades:
- velocidad: aprox. 22 km/h- baja resistencia a la rodadura
- longitud: aprox. 15 m- vida útil de servicio (kilometraje)


 

Requisitos del vehículo

Los vehículos guiados automáticamente, más conocidos como VGA, son un símbolo del continuo proceso de automatización que está teniendo lugar en los puertos.

Los VGA circulan a velocidades moderadas alrededor de curvas graduales, por lo que las exigencias de sus neumáticos pueden parecer bajas. Sin embargo, hay factores negativos que es necesario tener en cuenta para evitar fallos en los neumáticos que pueden ocasionar la interrupción de todo el flujo de trabajo con el inmenso coste que conlleva.

El progresivo avance tecnológico tiene un papel fundamental. La búsqueda de un bajo nivel de emisiones favorece el empleo de VGA alimentados por energía eléctrica. A raíz de ello, el peso de las baterías aumenta el peso total del vehículo y el estrés sobre los neumáticos.
La resistencia a la rodadura de los neumáticos tiene una influencia significativa sobre el consumo de energía y, en consecuencia, sobre el funcionamiento sin interrupciones del vehículo, además de incidir también en el número de vehículos que se necesitan.

Por último, aunque no por ellos menos importante, tenemos el efecto de la omisión del elemento humano. En contraste con un vehículo operado por una persona humana, un VGA no puede evitar objetos extraños y el resultado puede traducirse en neumáticos dañados.


La solución de Continental

Los nuevos neumáticos CraneMaster de Continental usan la nueva tecnología V.ply. Gracias a su menor resistencia a la rodadura, esta tecnología consigue que un VGA que lleve incorporados neumáticos CraneMaster esté mucho mejor equipado para gestionar las exigencias diarias de sus condiciones de funcionamiento.

CraneMaster
 
   
Los nuevos CraneMaster  de Continental tienen una construcción excepcionalmente robusta que les aporta una resistencia a la rodadura más baja y una vida útil de servicio más larga. En cuanto a la amortiguación, el diseño del neumático CraneMaster permite que esta no solo dependa del aire comprimido, sino que también se vea favorecida por la excepcionalmente robusta construcción del propio neumático. Leer más